San Pedro y San Pablo Iglesia

Origines e Historia de la Mision

                                                                                   Ingles|Espanol

Bella estampa del templo San Pedro y San Pablo de Tubutama

Esta mision esta al norte de Oquitoa en el valle de Altar, rio arriba.  Tubutama es en realidad un pueblo que ha cambiado muy poco, sigue conservando su encanto de antano.  La iglesia se levanta en la cima de una loma, desde donde se tiene una vista placentera en todas direcciones; al noroeste esta la sierra de San Juan, al sur la de Santa Teresa.  Al Padre jesuita Francisco Balbastro le encantaba y sugeria que no habia mejor lugar para la meditacion matutina que treparse al campanario desde donde se domina el valle.

El rio corre a todo lo largo de la base del cerro hacia el suroeste.  El pueblo de Tubutama se agurpa alrededor de la iglesia y de la plaza, que queda frente al edificio.  En el valle estan los extensos campos fertiles que producen exhuberantemente toda clase de cosechas.  En tiempos pasados los padres deben haber tenido aqui gran exito en su desarrollo agricola, entre los ataques apaches y los rebeldes neofitos pima y papagos.

La iglesia de Tubutama da al este.  El edificio tal come esta es probablemente de origen Franciscano, con paredes de adobe y fachada de ladrillo quemado, pero la mision fue fundada por los jesuitas a las ordenes del padre Eusebio Francisco Kino.  Por muchos anos fue importante eslabon en su cadena de misiones y visitas: Santa Teresa, Aatil, Oquitoa,  y probablemente despues, la iglesia presidial en Altar.

En 1770, de acuerdo con el auto del Estado de la Provincia de Sonora, quien diera una lista descriptiva de todos los pueblos, iglesias y misioneros en Sonora.  Tubutama tenia 4 pueblos bajo su jurisdiccion y en la propia mision habia 42 familias, 22 viudas, y 25 huerfanos.

Tubutama colinda al norte con Saric, al sur con ejido La Sangre (antes El Ocuca), al este con Magdalena, y al oeste con Atil.  Actualmente las comisarias y delegaciones que pertenecen al municipio de Tubutama son La Reforma, La Sangre, San Jose, San Manuel, Las Pedradas, y San Juan.  Hay algunos ranchos que pertenecen al municipio de Tubutama, Las Pedradas, El Alamo, San Luis, Rancho de los Orci, Las Jarillas, el Rancho de Noriega, el Rancho de Don Jesus Murrieta, La Pasion de los Pilares, La Salada, y El Represito.

Los nombres de las campanas de la iglesia son, San Francisco Xavier - 1790, Santa Barbara - 1742, Catalina - 1875, San Pedro - 1749, San Ignacio - 1748, San Pablo - 1749, Nuestra Senora de los Dolores - no tiene fecha, y una pequena no tiene nombre.  Las campanas se suenan segun la ocasion.  Llamadas a oracion se usan dos campanas.  Llamadas de dolor o sea para un sepelio de un adulto, se usan tambien dos campanas pero diferente manera.  Se llama un doble para el sepelio de un nino.  De alegria, con la llegada de una gran personalidad, es un repique, se suenan todas las campanas.  Se usan como reloj tambien, porque se dan las horas diaramente.

Se tiene que hablar de las senoras encargadas de las llaves de la Iglesia en 1939.  Dona Francisca Martinez de Romero, paso tan grande responsabilidad a la senora Beatriz Reyna de Ramirez, quien estuvo por muchos anos en ese cargo.  En esos anos, no habia mucha ayuda.  La Sra. Maria Elena Ramirez Reyna recuerda que para las Fiestas de San Pedro y San Pablo que se festeja cada ano, era muy deficil.  Habia que arreglar la Iglesia de limpieza, flores bonitas, atender a los sacerdotes, monaguillos, y cantoras que venian de Altar.  Era deficil, y esa es la razon que la Sra. Ramirez Reyna y su hermana estaban chicas, y tenian que ayudar bastante.  Asi como su hermano Ruben, servia de monaguillo.  De la Reforma venian a ayudarle a su mama las hermanas Ozuna: Francisca, Amelia, Isabel, Maria Luisa, Herminia, y Maria.  Su mama siempre se los agredecio.  Un dia venian unoas, otro dia otras.  Eran muy finas personas.

Cuando vino el excelentismo Senor Obispo Don Juan Navarrete a Tubutama por primera vez, fue un acontecimiento muy grande y bonito.  Vino gente de toda la region a confirmarse, adultos y ninos.  Un senor estaba en el campanario esperando ver el carro en el que el Sr. Obispo venia y grito, "Alla viene," y corrieron los muchachos comisionados a dar el repique de campanas hasta que el Sr. Obispo llego a Tubutama. 

Dona Beatriz paso las llaves de la Iglesia, a Elvira Ortiz Lovio, ahora de Perdomo.  Elvira estuvo algunos anos trabajando para la Iglesia.  En ese tiempo, tenian como parroco a Don Roberto Gonzalez, quien radicaba en Altar.  Con su ayuda formaron el circulo Guadalupano, y tenian como presidenta a Elvira.  Las Guadalupanas atendian la iglesia.  Un dia de del mes le tocaba a cada una la limpieza y la velacion al Santisimo Sacramento.  Ademas, eran catequistas.  Cada 12 de Diciembre iban a Altar por tres dias y llevaban el informe anual que Elvia leia.

Las bancas que la Iglesia tiene, las Guadalupanas las compraron con actividades que hacian, como rifas, o vendian menudo.  En la casa de la Sra. Maria Elena, se hacia los bailes, y su mama les prestaba su cocina.  Unas muchachas ayudaban en la venta de el menudo, mientras otras bailaban.  A las dos horas tenian que reemplazar, las que estaban en la venta de el menudo se iban a bailar, y las otras se ponian a trabajar.  Y asi suscesivamente.  Se recuerda que eran muy bonitos tiempos.    

 

 

 

Iniciar | San Pedro y San Pablo Iglesia | Reliquias del Templo | Contactar